Mejorar la sociedad

La Plataforma G2020 tiene como propósito principal mejorar la sociedad,  desde el convencimiento de que sólo desde una ciudadanía mejor informada maximizaremos nuestras posibilidades de superar los crecientes retos que el entorno nos plantea.

Elevar el nivel de conocimiento de los ciudadanos es un paso imprescindible para la regeneración democrática y de valores de nuestra vida política y social.

Y para ello necesitamos apalancarnos aproximaciones prácticas de Inteligencia Colaborativa.

Etapa de grandes discontinuidades y desafíos

La sociedad se enfrenta a cambios profundos, que generan oportunidades extraordinarias pero también desafíos muy relevantes para las personas en los ámbitos de sus vidas personales, profesionales y colectivas. El mundo que hemos conocido no se parece mucho al que está emergiendo. Son muchos los que hablan – y no sin una buena dosis de razón- de un cambio de etapa en nuestra civilización. Gran parte de las soluciones que tan bien nos han funcionado hasta ahora, han dejado de hacerlo.

La tecnología, la automatización y ahora la digitalización, que tan grandes ventajas nos aportan en nuestra vida diaria, también conllevan destrucciones masivas de puestos de trabajo: unos 250 millones de aquí al 2020 según un estudio reciente de la consultora McKinsey&Company, se quedarán sin empleo, aunque en conjunto en el mundo nunca se ha creado tanto empleo neto como ahora.  Una gran parte de la economía tiende a marchas aceleradas a beneficio cero. El estado de bienestar diseñado es difícilmente sostenible y requiere una revisión profunda; instituciones tan necesarias como los partidos políticos y sindicatos, parecen muchas veces ser más parte de los problemas que de la soluciones. Sin olvidar los problemas históricos de desigualdad y marginación y que distan mucho de estar en vías de resolución, pese a las indudables mejoras conseguidas, si nos atenemos a datos estadísticos. Y ahora también tenemos la seria amenaza del cambio climático con sus graves implicaciones sobre nuestro hábitat.

Incrementar el conocimiento de los ciudadanos a través de la Inteligencia Colaborativa

Vamos a tener que reinventarnos si queremos adaptarnos. Necesitamos pensar lo no pensado y repensar lo pensado. Evolucionar y revolucionar nuestros conocimientos, volviendo a poner a poner a la persona en el centro. Vamos a necesitar nuevas soluciones suficientemente deliberadas, consensuadas e instrumentales. Necesitamos abrir un debate de calidad y sin prejuicios, para reflexionar sobre dónde estamos y hacia donde tenemos que ir.

  • Y para ello el primer paso es recoger el conocimiento riguroso existente en expertos y en las organizaciones serias y comprometidas que lo tienen: fundaciones, asociaciones, foros, universidades, empresas…
  • Completarlo, identificando y extrayendo las lecciones aprendidas de las buenas prácticas, que día a día nos muestran que hay caminos alternativos a seguir y que son perfectamente viables si existe voluntad y esfuerzo.
  • Y todo este bagaje de conocimiento hay que clasificarlo, revisarlo, contrastarlo, operativizarlo en torno a propuestas, explicando claramente los pros y cons y hacerlo llegar de una forma ordenada e interactiva a los ciudadanos para poder recoger las opiniones, criticas y sugerencias. Para volver a revisar las propuestas las veces que sean necesarias. Y aquí es donde entran los medios de comunicación responsables, aquellos que están dispuestos a abrir dentro de sus contenidos espacios de deliberación de calidad, que por muy pequeños que sean, ayudaran sin duda a transitar desde la sociedad de la información a la del conocimiento.

Necesitamos, en definitiva, recoger la aportación de todos los que tienen algo que aportar. Y esto requiere el desarrollo y promoción de aproximaciones prácticas de Inteligencia Colaborativa.

Conocimiento individual para superar los retos colectivos

Elevar el nivel de conocimiento de las personas e instituciones que forman la sociedad civil es fundamental para maximizar nuestras posibilidades de superar los crecientes retos a los que nos enfrentamos. Una ciudadanía mejor informada es una ciudadanía más libre (menos manipulable), más congruente, más responsable y más capaz de actuar y tomar decisiones con opciones de acertar. Sólo desde un mayor conocimiento compartido podremos aspirar a la tan necesaria regeneración democrática y de valores de nuestra vida política y social, que nos permita mejorar la sociedad.

Ayudar en este empeño, es el propósito principal de la Plataforma de la Sociedad Civil G2020,  una asociación sin ánimo de lucro, y sin ningún tipo de  ideología o creencia subyacente que condicione la promoción de debates de calidad y sin prejuicios.