El camino para un gobierno estable

Los resultados de las Elecciones 26J para los cuatro grandes partidos son nítidos: PP(137 escaños; 33,03% de votos); PSOE(85 escaños; 22,67% de votos);Unidos Podemos (71 escaños; 21,10% de votos); Ciudadanos (32 escaños; 13,05% de votos). En el senado sobre 208 escaños elegidos, el PP, cuenta con 130; PSOE, 43; Unidos Podemos, 16; y Ciudadanos, 0.

La noche del domingo, de las 20.00 a las 24.00 hrs, fue fascinante para todos los que conocemos y seguimos en profundidad la vida política. Desde la Macroencuesta a pie de urna que presagiaba una “gran coalición” de izquierdas, con “Sorpasso” incluido y la notable caída de PP y C’s hasta la clara victoria del PP, el “Sorpresazo” de las fracasadas expectativas de Podemos; el mantenimiento del PSOE como segunda fuerza y la difícil consolidación del Centro de C’s. Y además la rotunda mayoría “popular” en el Senado. Todo ello fue a lo largo de la noche, como un “crescendo” de las mejores sinfonías.

XXX

La situación política española es ciertamente compleja, pero el 26J ha aportado unos rayos claros de luz que permiten augurar un proceso de cambios y reformas basados en la estabilidad del sistema democrático y en el sentido común del pueblo español. Hay varios países de la Unión Europea- hoy enfrentada al triunfo del Brexit- que se encuentran ante mayores dificultades; y ninguno opta por rupturas institucionales. Antes de analizar las alternativas de gobierno en nuestro país, considero necesario adoptar unos principios políticos, que podríamos sintetizar así:

1- Afrontamos tras las elecciones generales del 20D y el 26J una nueva y más complicada situación político-social, que se viene gestando desde hace varios años. El bipartidismo consolidado después de la Transición -desde 1982 a 2012- ha declinado en su prepotencia. Confluyen en este hecho decisivo varios e importantes factores: el descrédito de la clase política, de sus partidos y sus Instituciones; los efectos de la grave recesión económica; el impacto en la opinión pública de los frecuentes casos de corrupción; la intensificación de las desigualdades sociales y la manifestación del hecho generacional, los llamados “millenials”(entre 18 y 32 años)

2- Nos encontramos ante una esquema estatal de tetrapartidismo, junto con la continuidad de los partidos regionales y nacionalistas. Intentar esquivar esta realidad con dos grandes bloques de derechas y de izquierdas es mantener la bipolarización, el enfrentamiento y la imposibilidad de abordar las tan necesarias reformas consensuadas.

3- En este momento histórico es preciso volver a las convergencias, coaliciones y pactos transversales. Así se hizo en la Transición con los principales Acuerdos (la Constitución, los Pactos de la Moncloa, la restauración de la Generalitat, la solicitud de ingreso en la Unión Europea o los acuerdos Iglesia-Estado). Los cuatro partidos estatales (UCD, PSOE, Alianza Popular, Partido Comunista) junto la colaboración de CIU llegaron a acuerdos transversales, unas veces por una unanimidad y otras con clara mayoría.

4- Es absurdo plantear la situación española como una opción entre inmovilismo y ruptura. Eso es pura verborrea electoral. Las coaliciones transversales deben conjugar las reformas y el cambio político social con la estabilidad institucional.

5- El PP ha ganado las elecciones del 26j, pero claramente distante de la mayoría absoluta. Ahora va a ser necesario negociar desde la política profunda, desde los principios éticos y desde el servicio a todo el pueblo español, sin condicionar los pactos con vetos o premisas excluyentes.

6- Sólo hay dos líneas rojas: el intento de romper el Estado social y democrático de derecho y la unidad de España, que no se puede someter a Referéndums unilaterales.

XXX

Desde los principios enunciados y analizando los resultados electorales, vamos a reflexionar sobre las necesidades que demanda la actual situación política: formar un Gobierno fuerte que permita garantizar la estabilidad de las Instituciones del Estado; las reformas políticas y de regeneración que exige la sociedad civil; un programa de avances sociales para los más necesitados y una nueva negociación y acuerdo para la cuestión de Cataluña.
Para ello es necesario conjugar 3 conceptos políticos claramente diferenciados pero complementarios: gobierno, coalición y pactos de Estado. Respecto a las coaliciones hay dos grandes alternativas que a su vez presentan diversas variantes:

A- La Coalición transversal a 3 partidos, cuya mejor posibilidad – y realistamente, casi la única- PP, PSOE, C’s se puede configurar con al menos, dos formas diferenciadas:

1- El Gobierno de toda la legislatura formado con Ministros y altos cargos de forma proporcional a su peso electoral y con un Presidente propuesto por el partido más votado.
Esta fórmula que sería la lógica en una situación democrática normalizada y que hoy es la que gobierna la Unión Europea será difícilmente aceptada en este momento por los agrios enfrentamiento de estos partidos respecto al PP y su presidente. Una solución pactada, en el tiempo, en el programa y en la Presidencia es la que probablemente desea la mayoría del pueblo Español.

2- Gobierno con alternancia a los largo de la legislatura: 24 meses dirigido
por el PP y 18 meses por el PSOE y en todo caso con C’s como “centro” integrador. En esta hipótesis sería absolutamente necesario un Pacto de legislatura para establecer las políticas a impulsar en cada etapa de gobierno.

B- La coalición de 2 partidos:
Esta opción –con los datos del 26j- no tiene posibilidad de mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados. Por lo tanto el Gobierno que formara debería contar con Pactos de diversa naturaleza para lograr su constitución. Y aquí entramos en una amplia gama de posibilidades que podemos sintetizar así:

Pacto de Investidura: con un tercer partido, explicitado en voto favorable o con una abstención activa y acompañado de unos Acuerdos básicos que se compromete a desarrollar el Gobierno.
Pacto de Legislatura, con un programa de Gobierno acordado con uno o varios partidos que aportarían su voto favorable y que podrían participar en el equipo ministerial del nuevo Gobierno.
Pactos puntuales sobre determinados aspectos del programa especialmente en aquellas disposiciones legales que exigieran una mayoría cualificada en el Congreso de Diputados, (reforma de la Constitución). Estos pactos podrían conllevar o no, la participación en el equipo de Gobierno.

C- Los Pactos:
Hay una opinión generalizada sobre las reformas que debe conseguir e implantar el nuevo Gobierno:

Continuar con la recuperación económica, desarrollando unas intensas políticas de empleo, especialmente el juvenil.
Un amplio programa de asistencia social para luchar contra la pobreza, las desigualdades y la revisión del sistema de pensiones.
La Reforma de la Educación, al menos en lo temas concretos que generan mayores deficiencias educativas.
Iniciar el diálogo y la negociación con el Govern de Cataluña, para superar la situación de desafección y enfrentamiento y establecer las condiciones de inserción de Cataluña en la estructura territorial de Estado y del nuevo sistema de financiación, acordado con todas las Comunidades Autónomas.
Plantear con el consenso necesario el proceso de reformas en la Constitución del 78.

XXX

Todo lo expuesto exigirá una intensa actividad del nuevo Parlamento realizada desde los mejores principios éticos y de servicio a España. De todas las alternativas posibles, sin duda, a nuestro juicio, la mejor es la coalición transversal de los 3 partidos constitucionalistas PP, PSOE y C’s, que respalden un gobierno sustentado por 255 Diputados y 173 Senadores y que vaya desarrollando los pactos señalados. La Sociedad Civil, que puede aportar todos los estudios realizados sobre los problemas políticos vigentes y cooperar decididamente en su solución, pide que se inicie con urgencia el proceso. El Presidente del Círculo de Empresario, Javier Vega de Seoane, decía hace unos días “Hemos perdido ya 6 meses; no podemos despilfarrar ni un minuto más”.

Salvador Sánchez-Terán
Presidente de la Plataforma de la Sociedad Civil G2020
Ex- Ministro de la Transición.
27 de junio 2016


'El camino para un gobierno estable' no hay comentarios

Puedes comentar este artículo:

Would you like to share your thoughts?

Tu correo no será publicado.