Conclusiones Evento Economía Colaborativa & Nuevos trabajos

  1. El problema estructural más grave que padece la economía española es el paro y ello es debido a la profunda crisis económica que hemos sufrido y a las debilidades en la formación de nuestro mercado de trabajo.
  2. La Reforma Laboral, a pesar del debate desde posturas ideológicas enfrentadas, ha cumplido una función positiva, pues España ha pasado a encabezar la destrucción de empleo a liderar su creación en la Unión Europea. El nuevo impulso a la Reforma Laboral debe ser consensuado por las fuerzas políticas y sociales, siguiendo la pauta del mercado de trabajo en la UE.
  3. El nuevo mercado laboral debe alinearse en el proceso actual de mundialización de la Economía con los sistemas productivos emanados de las nuevas tecnologías, con una especialización flexible, y la relativización del tiempo y lugar de trabajo. Y aquí, entramos de lleno en el tema que ha centrado este evento: La Economía Colaborativa:
  4. El factor esencial de la Economía Colaborativa es la generalización del acceso a Internet, que posibilita modelos de colaboración entre los individuos que serían imposible sin dicha tecnología. Y además, se ha constatado que la riqueza creada por la Economía Colaborativa se genera precisamente en la población de menores recursos económicos, puesto que al aumentarse la capacidad disponible en los recursos afectados, disminuye necesariamente el precio y se hace accesible para mayor cantidad de individuos.
  5. Este nuevo modelo económico afectará esencialmente a:
    1. Las nuevas generaciones: ya que no pueden esperar a que el Estado o las grandes empresas les resuelvan permanentemente sus vidas; una buena parte de su trabajo y de la financiación de su bienestar dependerán de cada cual, del emprendimiento individual.
    2. La Sociedad Civil: que durante siglos ha perdido protagonismo frente al Estado y ahora tendrá que revindicar todo tipo de facilidades institucionales para que la Nueva Economía extienda libremente su quehacer frente a quienes representando intereses minoritarios miran mas al pasado que al futuro.
    3. El Trabajo a tiempo parcial: no podrá seguir siendo visto como una forma deficiente del trabajo. La experiencia muestra que el crecimiento económico es mayor en aquellos países en el que el trabajo a tiempo parcial supone un mayor porcentaje del total del empleo. Y además supone la posibilidad de incorporar al trabajo a muchas personas con posibilidades muy limitadas.
    4. La Economía Colaborativa no sólo ejercerá sus efectos benéficos en el sector productivo y en el ámbito privado, si no que también producirá un notable beneficio en las actividades del sector público. Veamos casos exitosos como la Red Española de Ciudades Inteligentes (más de 60 en la actualidad), donde municipios asociados en red están buscando soluciones innovadoras a los retos de la austeridad fiscal y otros temas de interés para alcaldes y concejales. El modelo ha sido replicados en Portugal y despierta interés en otras latitudes.

En esta misma línea cabe considerar los esfuerzos que se llevan a cabo en algunas grandes ciudades para poner a disposición de las empresas y de los ciudadanos plataformas que favorezcan la Economía Colaborativa con casos tan importantes como los de Nueva York y Amsterdam.

Pero no podemos pensar que la Economía Colaborativa resolverá “ de la noche a la mañana” el grave problema del paro. Tardará tiempo en implantarse. Y ahora y durante bastantes años tendremos que reforzar las tradicionales y eficaces medidas de crear empleo, de las que destacamos:

  1. Potenciar las inversiones productivas: Tan necesarias después de ocho años de austeridad inversora y distribuirlas teniendo en cuenta el factor paro.
  2. El gobierno debe prestar la mayor atención y apoyo al “Plan Juncker”, que pretende crear en la UE más de 3 millones de empleos en los próximos 3 años. Para ello se establecerá el Fondo Europeo para Inversión Estratégica con 21.000 millones de euros que permite garantizar una inversión privada como mínimo de 315.000 millones.
  3. Seleccionar con Urgencia las Políticas de Empleo juvenil más eficaces. España no puede tolerar mantenerse en una tasa de paro juvenil del 54%. Este objetivo tiene absoluta prioridad.
  4. El crecimiento en España del nivel de desempleo de los mayores de 45 años, durante la crisis ha sido tremendo, aunque está empezando a atenuar. En este grupo humano se encuentra la mayoría de los parados de larga duración. Apoyando diversas propuestas de expertos proponemos un nuevo Contrato de Incorporación Laboral para mayores de 45 años en búsqueda de un equilibrio de flexiseguridad.
  5. Deben reformarse las modalidades de formación profesional y extenderse el contrato a tiempo parcial con vinculación. Este tipo de “Formación profesional Dual” está teniendo un campo de desarrollo en Alemania. También deberán fomentarse los contratos con permisos formativos, ya previstos en nuestra legislación.
  6. Es preciso desarrollar I+D+I que ha sufrido un importante retroceso en estos años de crisis. Para ello debe dotarse de los instrumentos adecuados de gestión y de presupuestos estables y crearse la Agencia Estatal de Investigación, que la ley de la Ciencia de 2011 considera como pilar fundamental.

En síntesis:

Mantengamos, y reforcemos las tradicionales políticas de impulso al mercado el trabajo, pero abramos también sin restricciones, las puertas a la nueva Economía Colaborativa que creará ,más riqueza y la distribuirá en más y nuevos puestos de trabajo.

Salvador Sánchez Terán
Presidente Plataforma de la Sociedad Civil G2020


'Conclusiones Evento Economía Colaborativa & Nuevos trabajos' no hay comentarios

Puedes comentar este artículo:

Would you like to share your thoughts?

Tu correo no será publicado.